Seguidores

No me sigues... me acompañas!

SI QUIERES SEGUIR LAS PUBLICACIONES DE ESTE BLOG, SÓLO PULSA "Participar en este sitio"

No me seguirás, sino que nos haremos compañía en este tramo del camino, donde la AMISTAD es el motor y la ALEGRÍA de ser, el ritmo de la marcha.

GRACIAS POR PARTICIPAR, POR SER Y ESTAR EN EL AMOR!



lunes, 27 de febrero de 2012

EL AMOR CONSCIENTE (Los 7 principios o niveles)

El Amor Consciente es un logro importante 
que puedes obtener mediante la práctica de 
los siete principios siguientes. 

Se trata de patrones de conducta 
que aumentarán tu nivel de conciencia 
y harán que todo lo que vivías, 
incluido el amor 
adquiera más conciencia.



Los 7 principios del Amor Consciente

1. Trabajar por tu Paz Interior

Todo, en esta vida depende de cuán grande sea el nivel de tu paz interior. Cuanto más en paz estés contigo mismo, más en paz estarás con cuanto te rodea y cuanto más armónicamente vivas contigo mismo, más en armonía estarás con los demás. La paz interior no es sólo un logro que te llenará mucho más que la satisfacción de cualquier deseo: es el estado original del hombre a partir del cual la vida se convierte en un milagro permanente.

2. Aprender a Perdonar

El secreto para ser feliz se halla en el perdón. Cuando perdonamos a aquellos que nos han causado daño, en realidad estamos sanando nuestra relación con nosotros mismos. El perdón lo resuelve casi todo; perdonar es la clave de la evolución. El perdón es la magia porque te libera del resentimiento y de los patrones erróneos que te hacían infeliz. Cuando perdonamos se producen toda una serie de cambios en nuestro organismo y en nuestro corazón que hacen que vivamos la vida con una plenitud creciente. Perdonar es abrir tu Corazón a los efluvios del Amor Universal.

3. Amarte a ti mismo

Cuando nos amamos a nosotros mismos, aparecen los milagros en nuestras vidas. Es absurdo querer emprender un camino de amor consciente si antes no te amas a ti mismo.
Amarse a sí mismo es no juzgarse con dureza, perdonarse y concederse "caprichos" de vez en cuando. Amarse a sí mismo es algo más; es Aceptarse y Aprobarse tal cual somos porque sabemos que somos perfectos. La vida entonces se convierte en una discreta pero maravillosa sucesión de pequeños milagros. A medida que practicas el amor consciente hacia ti mismo, te das cuenta que tu salud mejora, que tus amigos te hacen más caso, tus relaciones son más satisfactorias y toda tu vida se torna más creativa.
Amándote a ti mismo despiertas en ti el Amor que atraerá hacia ti el amor de los demás.

Es la mejor manera de hacer que los demás te amen, sin coacción, sin violencia, con dulzura.

4. Obedecer a la Voz Interior

Dentro de ti, en tu Corazón, hay una inteligencia conectada con la inteligencia cósmica, y esta inteligencia te habla a través de una voz: la voz interior que te aclarará cualquier duda que se te plantee y te ayudará a caminar con el corazón. Con el tiempo descubrirás que la voz interior es un verdadero maestro interior.

Acepta sus lecciones y ponlas en práctica. El te guiará en los momentos difíciles

5. Vivir el momento presente

Aceptando lo que viene y no intentando retener lo que se va cuando nuestra mente se encuentra ocupada en pensar qué pudo haber ocurrido o que ocurrirá, cuando está enfocada en el pasado o en el futuro, no está viviendo el presente. Cuando no vivimos el presente estamos desperdiciando cantidades ingentes de energía lo que produce: Ansiedad, Depresión, Tristeza, Desamor.

En el Amor Consciente, vivimos el "aquí y ahora" todo lo que necesitamos para ser felices. No debemos obsesionarnos y la mejor manera de lograrlo es haciéndonos conscientes del amor que llevamos dentro.

6. Dar antes de recibir

Es sumamente importante recordar que la verdadera esencia de nuestro ser es el Amor y que sólo viviremos rodeados de Amor cuando conectemos con él. Cuando vivimos con conciencia, nos damos cuenta de que tenemos todo lo que necesitamos y en el momento en que lo necesitamos. Si creemos que se nos está negando algo que merecemos, es que algo falla todavía en nosotros. Es entonces cuando debemos practicar el dar. No hemos de dar esperando nada a cambio; no sería "Dar", sino "cambiar".

En la práctica del dar consciente damos porque sabemos que dando nos estamos conectando con el Amor Universal y cuando estamos conectados con éste, automática y espontáneamente recibimos lo que merecemos en cada momento.

7. Actuar con Sinceridad

El camino hacia la conciencia pasa por la total sinceridad. Haz de ser completamente honesto y sincero contigo mismo, pues en cuanto abres tu corazón para que se expanda, éste aceptará todo lo que le propongas sin discriminar qué es verdad y qué es mentira. Si mientes, te estarás mintiendo a ti mismo.

Cuando tengas que elegir entre lo correcto o lo que te agrada (a veces pueden coincidir), si eliges lo correcto, habrás avanzado un paso más en el camino del amor consciente.



Extracto del Libro: "Las leyes eternas del Amor" 
Jack Lawson 
Descargar libro en pdf
http://www.edicionesobelisco.com/complementos/4758.pdf

viernes, 24 de febrero de 2012

AMA HASTA QUE DUELA


“Ama hasta que te duela. 
Si te duele es buena señal”
Teresa de Calcuta


Cuando tu hijo se lastima, te duele más a ti que a él...

Cuando eso sucede estás aprendiendo a amar como a sí mismo!

Estás experimentando tu si mismo fuera de los límites 
del cuerpo y de la mente personal, del ego. 

Amar es aceptar al otro como a si mismo, 
identificarse con él dejando ir el control o el dominio 
sobre el placer y el dolor, sobre lo que nos atemoriza. 

La Madre Teresa amaba a los desposeídos y a los moribundos como a sus hijos... 
Así es... más que a si misma, 
desde la misma perspectiva que Jesús en la cruz 
al entregar su ser 
nos amó a todos. 

Eso duele, pero es buena señal... 
Porque es estar muriendo al yo, 
dejando que Dios renazca en su real naturaleza de amor y expansión, 
abriendo el alma para que el Amor verdadero 
triunfe una vez más, 
realizándose en nosotros. 

En ocasiones es dolorosa la limpieza... 
Vaciarse de prejuicios, 
haciendo espacio para que el Amor entre 
y lo llene todo 
lo renueve todo 
lo proyecte hacia el futuro 
hacia un nuevo SER... 

El Amor duele cuando renunciamos al yo por el nosotros, 
dejando la seguridad del ego, falsa como el mismo, 
por la maravillosa libertad de compartirlo todo, 
absolutamente, 
sin preferencias. 

Morir a nuestras preferencias es romper esquemas, 
dejar atrás límites auto impuestos al Amor incondicional, 
a la plenitud y felicidad del ser! 

Amar es morir al pequeño ser que somos 
para renacer a uno más grande y pleno. 

Y aquí viene lo milagroso... 

Ese dolor se transforma en gozo cuando se libera... 
Es como alcanzar el éxtasis o la plenitud, completándote con tu pareja... 
Pero esta vez, con toda tu humanidad... 
Con todo tu ser! 

Ama y sabrás cómo hacerlo... 
El Amor tiene su propia acción! 




-Caminante Willy-



"Sentir y amar"

Siente al árbol en ti y tú serás el árbol...
Penetra en sus raíces, siente su sombra en ti.

Tú serás más frondoso, él será más humano
y ambos serán entonces un único sentir.

Siente al pájaro dentro y pronto alzarás vuelo,
podrán viajar muy lejos sin tener que partir.

El se unirá a tu tierra, tu vivirás su cielo,
sin jaulas ni distancias, sin miedo al porvenir.

Siéntelo todo adentro y sentirás que todo
está siempre en "ahora" y vive sólo "aquí".

En cada sentimiento sabrás que es uno solo
el que se manifiesta sin principio ni fin...

Más allá de las formas, los nombres, y los modos,
comprenderás que todos son tu propio vivir.

Siente a todos los seres como tu ser afuera,
como si tu existieras gracias a su existir.

Nada será más vivo, que ese ser sin fronteras,
sin tiempo, sin espacio, sin nacer ni morir.

Siente a todos los seres como si fueras Cristo,
siéntelos como a hijos, siente tu ser allí...

¡Ámalos en tu alma, así, como a ti mismo,
y tú serás en Cristo y Cristo será en ti!

-Willy-


                                              

lunes, 20 de febrero de 2012

ENAMORADOS III - Sexualidad y Yoga


La sexualidad es el ámbito más amplio en el que los humanos dirimen, 
practicando, el tema de la polaridad.

El ser humano experimenta su carencia
y busca aquello que le falta.

En la unión corporal con su polo opuesto
alcanza un nuevo estado de conciencia al que llama orgasmo.
Este estado lo asimila el individuo a la felicidad.

Sólo tiene un inconveniente: no puede mantenerse en el tiempo.
El ser humano trata de compensar este inconveniente
por medio de la reiteración.

Por muy breve que sea este momento,
indica al individuo que hay estados de conciencia
cualitativamente muy superiores al «normal».


Esta sensación de felicidad es también lo que,
en definitiva, impide que el ser humano descanse,
lo que le hace estar siempre buscando algo.

La sexualidad revela ya la mitad del secreto:
cuando se unen dos polos formando
una unidad se produce una sensación de felicidad.
Por lo tanto, la felicidad es «unidad».

Ahora queda la segunda mitad del secreto,
la que nos revele cómo se puede prolongar indefinidamente este estado.

Muy sencillo:
mientras la unión de los opuestos se realice sólo en el plano corporal (sexualidad),
el estado de la conciencia (orgasmo)
 resultante está limitada en el tiempo,
ya que este plano del cuerpo está sometido a la ley del tiempo.

Sólo se libera uno del tiempo
realizando la unión de los opuestos también en la mente:
si consigo alcanzar la unidad en este plano,
habré encontrado la felicidad eterna,
es decir, fuera del tiempo.


Con este reconocimiento empieza el camino esotérico,
que en Oriente se llama camino del yoga.
Yoga es una palabra sánscrita que significa yugo.
El yugo siempre forma unidad de una dualidad:
dos bueyes, dos cubos, etc.

Yoga es el arte de unir la dualidad.
Dado que la sexualidad contiene en sí el esquema básico del camino
y, al mismo tiempo, lo expone en un plano accesible a todos los seres humanos,
la sexualidad ha sido utilizada en todos los tiempos
para la representación analógica del camino.

Aún hoy el turista contempla con asombro y perplejidad
en los templos orientales las —a su modo de ver— pornográficas imágenes.

No obstante, aquí la unión sexual de dos divinidades
se utiliza para exponer simbólicamente
el gran secreto de la conjunctio oppositorum.









LA  ENFERMEDAD  COMO  CAMINO
THORWALD  DETHLEFSEN y RÜDIGER  DAHLKE
Título original:  Krankheit als Weg


viernes, 17 de febrero de 2012

ENAMORADOS II - Ama hasta completarte


La polaridad de nuestra mente
nos impide tener conciencia de nuestra totalidad 
y hace que nos identifiquemos
sólo con una parte del Ser. 

A esta parte la llamamos Yo. 

Lo que no vemos es nuestra sombra
que nosotros —por definición— desconocemos. 

El camino que debe seguir el ser humano
es el que conduce hacia un mayor conocimiento. 

El ser humano está obligado constantemente a tomar conciencia 
de partes de sombra hasta ahora desconocidas e integrarlas
en su identidad. 

Este proceso de aprendizaje no se termina 
hasta que poseemos el conocimiento total, 
hasta que estamos «completos».


Esta unidad abarca toda la polaridad sin distinciones, 
es decir, tanto la parte masculina como la femenina. 

El individuo completo es andrógino, 
ha fundido en su alma los aspectos masculino y femenino, 
para formar la unidad (bodas químicas). 

No se debe confundir lo andrógino con lo dual; naturalmente, 
el carácter andrógino se refiere al aspecto psíquico: 
el cuerpo conserva su sexo. 

Pero la mente ya no se identifica con él 
(como tampoco el niño pequeño se identifica con el sexo 
a pesar de que físicamente lo tiene).

... Ser hombre es identificarse con el polo masculino del alma,
 con lo que la parte femenina automáticamente pasa a la sombra; 
por lo tanto, ser mujer es identificarse con el polo femenino, 
relegando al polo masculino a la sombra. 

Nuestro objetivo es tomar conciencia de nuestra sombra. 
Pero esto sólo se consigue a través de la proyección.

 Debemos buscar y hallar fuera de nosotros lo que nos hace falta 
y que, en realidad, 
está dentro de nosotros.

Esto, a primera vista, parece una paradoja: 
tal vez por ello sean tan pocos los que lo comprenden.


Pero el reconocimiento requiere la división entre sujeto y objeto. 

Por ejemplo, el ojo ve pero no puede verse; 
para ello necesita de la proyección sobre un objeto. 

En la misma situación nos hallamos los seres humanos. 

El hombre sólo puede tomar conciencia de la parte femenina de su alma
 (C. G. Jung la llama «ánima»)
a través de su proyección sobre una mujer concreta,
y la mujer, viceversa. 

Nosotros imaginamos la sombra estratificada.

Hay capas muy profundas que nos angustian, 
y hay capas que están cerca de la superficie,
esperando ser reconocidas y asumidas. 

Si encuentro a una persona que exhibe unas cualidades 
que se hallan en la parte superior de mi sombra, 
me enamoro de ella.


Al decir ella me refiero tanto a la otra persona
como a la parte de la propia sombra, 
puesto que, en definitiva, una y otra son idénticas. 

Lo que nosotros amamos o aborrecemos en otra persona 
está siempre en nosotros mismos. 

Hablamos de amor cuando el otro refleja una zona de la sombra 
que en nosotros asumiríamos de buen grado, 
y hablamos de odio cuando alguien refleja
una capa muy profunda de nuestra sombra 
que no deseamos ver en nosotros. 

El sexo opuesto nos atrae porque es lo que nos falta. 
A menudo nos da miedo porque nos es desconocido. 

El encuentro con la pareja es el encuentro 
con el aspecto desconocido de nuestra alma.


Cuando tengamos claro este mecanismo de proyección 
en el otro de partes de la sombra propia, 
veremos todos los problemas de la convivencia
a una nueva luz. 

Todas las dificultades que experimentamos con nuestra pareja 
son dificultades que tenemos con nosotros mismos. 





LA  ENFERMEDAD  COMO  CAMINO
THORWALD  DETHLEFSEN y RÜDIGER  DAHLKE
Título original:  Krankheit als Weg


"Plegaria para mi Dios en ti" 

Ámame dentro tuyo, 
haz que me vuelva entero,
compréndeme en tu centro como a la vida en ti.


Siénteme internamente, 
yo soy tu Amor interno 
y sólo para amarme es que te hallas aquí.

Crece conmigo dentro, 
libérame de hallarte,
incorpórame al vuelo que teje tu vivir.


Yo te estaré sintiendo 
y en ti podré encontrarme 
porque al poder amarte comprendo mi existir.

No me dejes afuera 
por quererme a tú lado,
si me haces parte tuya podrás amarte en mí.


No parceles la esfera 
en la que nos hallamos 
creyéndome cercano pero al margen de ti...

Ámame en todo instante, 
siendo en ti parte mía,
y en mí será tu vida sin tener que partir.


Da Luz a lo infinito, 
despide la agonía 
de ser todos los días lo único en morir.

Siénteme dentro tuyo 
más allá del "te quiero",
y como el sol al cielo tu me podrás sentir...


¡Sintiendo todo en uno, 
con un Amor entero, 
sin muerte y verdadero 
porque amar es su fin!

-Willy-

lunes, 13 de febrero de 2012

ENAMORADOS I - Tu pareja eres tú mismo


Nuestra relación con el inconsciente siempre es ambivalente:
nos atrae y nos atemoriza.

No menos ambivalente suele ser nuestra relación con la pareja:
la queremos y la odiamos,
deseamos poseerla plenamente y librarnos de ella,
la encontramos maravillosa e irritante.

En el cúmulo de actividades y fricciones que constituyen una relación
no hacemos más que andar a vueltas con nuestra sombra.

Por ello, es frecuente que personas de carácter opuesto congenien.


Los extremos se atraen: esto lo sabe todo el mundo,
y no obstante siempre nos asombra que «se lleven tan bien siendo tan distintas».

Mejor se llevarán dos personas cuanto más distintas sean,
porque cada una vive la sombra de la otra o —más exactamente—
cada una hace que su sombra viva en la otra.

Cuando la pareja está formada por personas muy parecidas,
aunque las relaciones resulten más apacibles y cómodas,
no suelen favorecer mucho el desarrollo de quienes la componen:
en el otro sólo se refleja la cara que ya conocemos:
ello no acarrea complicaciones pero resulta aburrido.

Los dos se encuentran mutuamente maravillosos
y proyectan la sombra común al entorno, al que juntos rehuyen.

En una pareja sólo son fecundas las divergencias,
ya que a través de ellas,
afrontándose a la propia sombra descubierta en el otro,
puede uno encontrarse a sí mismo.

Está claro que el objetivo de esta tarea
es encontrar la propia identidad total. 

El caso ideal es aquel en el que, al término de la convivencia,
hay dos personas que se han completado a sí mismas
o, por lo menos —renunciando al ideal— se han desarrollado,
descubriendo partes ignoradas del alma
y asumiéndolas conscientemente.

...

La asociación de la pareja ha alcanzado su objetivo
cuando el uno ya no necesita del otro.

Sólo en este caso se demuestra que la promesa de «amor eterno» era sincera.

El amor es un acto de la conciencia
y significa abrir la frontera de la conciencia propia
para dejar entrar aquello que se ama.

Esto sucede sólo cuando uno acoge en su alma
todo lo que la pareja representaba o —dicho de otro modo—
cuando uno ha asumido todas las proyecciones y se ha identificado con ellas.

Entonces la persona deja de hacer las veces de superficie de proyección
—en ella nada nos atrae ni nos repele—,
el amor se ha hecho eterno,
es decir, independiente del tiempo,
ya que se ha realizado en la propia alma.


 Estas consideraciones siempre producen temor en las personas
que tienen proyecciones puramente materiales,
que depositan el amor en las formas
y no en el fondo de la conciencia.

Sólo se plantean problemas
cuando dos personas «utilizan» su asociación de forma diferente,
y mientras una reconoce sus proyecciones y las integra,
la otra se limita a proyectarse.

En este caso, cuando uno se independiza,
el otro se queda con el corazón destrozado.

Y cuando ninguno de los dos pasa de la fase de proyección,
tenemos un amor de los que duran hasta la muerte,
y después, cuando falta la otra mitad,
viene el desconsuelo (!).

Dichoso del que comprenda que a uno no pueden arrebatarle
aquello que ha asumido en su interior.

El amor o es uno o no es nada.

Mientras se deposita en los objetos externos
no ha alcanzado su objetivo. 





LA  ENFERMEDAD  COMO  CAMINO
THORWALD  DETHLEFSEN y RÜDIGER  DAHLKE
Título original:  Krankheit als Weg


viernes, 10 de febrero de 2012

NACER Y MORIR... TODO ES MÚSICA




La muerte lejos no puede estar. 
Porque somos burbujas que se rompen con una facilidad absoluta. 
Pero ella no es una presencia que me impida cantar, ni ser feliz, hoy.

Luis Alberto Spinetta



Lo que llamamos “nacimiento” no es más que una nueva forma o expresión de la energía impersonal, de la totalidad de la vida, que empieza a manifestarse como un nuevo “nombre” y una nueva “forma”...

Por lo cual, lo que llamamos “muerte” no es más que su contrapartida … una expresión de esa única energía que deja de manifestarse en la forma, nada más … nada desaparece ni deja de existir, nada se termina en realidad, porque esa energía o fuerza vital sigue viva donde quiera que esté, en cualquier forma que asuma o en lo “sin forma”, en el cielo (como se dice normalmente para expresar lo que no tiene forma pero tampoco es vacío), como un ser en potencia.

Cuando un ser sensible “muere”, sólo significa que esa vida ya no tiene forma de expresarse en ese cuerpo, porque ahora no le sirve más como instrumento. Sólo eso.

¡NADIE NACE, NADIE MUERE: TODO ES MÚSICA!

Cada ser representa una tonalidad específica, e imprescindible... por eso no puede faltar NUNCA.

Un tono o nota músical única e irrepetible en el concierto universal... Por eso cuando dejamos de oirla... nos afecta tanto!

Pero la forma no es necesaria para oir esa música divina, esa tonalidad particular junto a todas las demás en armonía.

En nosotros está la melodía siempre, aquí y ahora.

Acostumbrados a que sólo suene al sentirla de una determina manera (estímulo externo) no la reconocemos en nuestro interior.

Todas son tonalidades del Amor universal y nuestras, porque en nosotros siempre está todo el Amor que existe... Nunca menos.

Por eso te pido, que busques esa melodía que oías 
al encontrarte con ese ser tan especial para ti... 
pero no busques afuera (donde ya no está) sino dentro de tu corazón, 
DONDE ESTUVO SIEMPRE, 
antes de verlo en cuerpo y después 
de haberle dado forma en tu conciencia, 
y de haber partido desde allí para "seguir siguiendo" 
o existiendo en la totalidad.

Es más, no creo que él te haya dejado,
más bien se ha retirado de lo visible
para habitar por siempre dentro tuyo... 

Esperando que logres reconocerlo y asumirlo como lo que es,
como es en su estado natural,
incondicionado, omnipresente;
puro amor... pura energía... 
¡Pura música de las esferas!

Y es muy posible que este ser tan amado
haya tomado esa forma tan especial... 
sólo para enseñarte este secreto.


Caminante Willy


No llores si me amas,

¡Si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo!
¡Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos!
¡Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos;
los horizontes, los campos y los nuevos senderos que atravieso!
¡Si por un instante pudieras contemplar como yo,
la belleza ante la cual las bellezas palidecen!

¡Cómo!...
¿Tú me has visto, 
me has amado en el país de las sombras
y no te resignas a verme y amarme 
en el país de las inmutables realidades?

Créeme.
Cuando la muerte venga a romper las ligaduras
como ha roto las que a mí me encadenaban,
cuando llegue un día que Dios ha fijado y conoce,
y tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía,
ese día volverás a verme,
y sentirás que te sigo amando,
que te amé, y encontrarás mi corazón
con todas sus ternuras purificadas.
¡Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz!

Ya no esperando la muerte, 
sino avanzando contigo,
y te llevaré de la mano por senderos nuevos de Luz...
y de Vida...
¡Enjuga tu llanto y no llores si me amas!

San Agustín






¿Cree usted que una hoja que cae al suelo teme a la muerte? 
¿Cree que un pájaro vive con el temor de morir? 

Se enfrenta a la muerte cuando la muerte llega; 
pero no se preocupa por la muerte, 
está demasiado ocupado con el vivir: 
ocupado en atrapar insectos, 
en construir un nido, en cantar, 
en volar por el júbilo mismo del vuelo. 

¿ Ha observado alguna vez a los pájaros que, 
llevados por el viento, se remontan en el aire hasta una gran altura, 
sin un solo batir de alas? 

¡Cómo parecen deleitarse sin cesar! 
No se preocupan de la muerte. 
Si la muerte llega esta bien, han terminado. 
No hay preocupaciones acerca de lo que va a suceder;
 viven de instante en instante 
¿no es así?

 Somos nosotros los seres humanos 
los que siempre estamos preocupados por la muerte 
porque no estamos viviendo. 

Esa es la dificultad; 
estamos muriendo, 
no viviendo.

Krishnamurti

jueves, 9 de febrero de 2012

BARRO TAL VEZ... ¡CIELO SEGURO!

BARRO TAL VEZ

Si no canto lo que siento 
me voy a morir por dentro 
he de gritarle a los vientos hasta reventar 
aunque sólo quede tiempo en mi lugar 

Si quiero me toco el alma 
pues mi carne ya no es nada 
he de fusionar mi resto con el despertar 
aunque se pudra mi boca por callar 

Ya lo estoy queriendo 
ya me estoy volviendo canción 
barro tal vez.... 

Y es que esta es mi corteza 
donde el hacha golpeará 
donde el río secará para callar 

Ya me apuran los momentos 
ya mi sien es un lamento 
mi cerebro escupe ya el final del historial 
del comienzo que tal vez reemprenderá 

Si quiero me toco el alma 
pues mi carne ya no es nada 
he de fusionar mi resto con el despertar 
aunque se pudra mi boca por callar 

Ya lo estoy queriendo 
ya me estoy volviendo canción
barro tal vez... 

Y es que esta es mi corteza 
donde el hacha golpeará 
donde el río secará para callar 


Luis Alberto Spinetta
IN MEMORIAM  23/1/1950 - 8/2/2012 (Acuario-Acuario)


SE NOS FUE EL FLACO

Se nos fue el  "Flaco"
en el Sol de ACUARIO
porque es del cielo
porque es del barrio
se fue en un bondi
se fue en un rayo,
no se fue yendo
se fue quedando...

Con su alegría
poeta errante
se fue con vida
dejando antes
de cielo y barrio
su poesía
en cada instante...


Se nos fue "Flaco"
en un mal día!
Él si merece,
su libertad
más que ella misma
más que la vida
que entre la muerte
tan solo ansía
venir a verlo
verlo en subida


Se nos fue el Flaco
sin darse vuelta
pero yo siento
que su energía
se hace presente
en cada instante
que se hace eterna
y su mirada de otro universo
vuela y más llega
por siempre a tiempo...

Hoy nuevamente
su mente nueva
está en la gente
que desahuciada
canta y le reza
pues sus canciones
son corazones
en su cabeza...

Se irá por siempre
se irá llegando
porque es del cielo
porque es del barrio
se irá quedando
querido FLACO
en los umbrales
de un amor viejo
de un amor sabio
de un amor nuevo
mas nunca extraño...

HOY tienen música
todos los días
y hasta la muerte
parece tonta
al lado suyo.
Pobres nosotros,
no éramos poco...
¡VOS eras mucho!

-Willy-




¡GRACIAS FLACO QUERIDO, 
(AMIGO Y MAESTRO ETERNO)
POR DARNOS TU GENIAL HUMANIDAD
CREANDO ESTE ESPACIO INFINITO 
DE AMOR Y LUZ
EN NUESTROS CORAZONES!


_/\_
¡GRACIAS POR TU SER!


miércoles, 8 de febrero de 2012

AMOR: LA VERDAD ABSOLUTA?




LA VERDAD: ¿RELATIVA O ABSOLUTA?

Más allá del ámbito de los hechos simples y verificables,
 la certeza de que "yo tengo la razón y los demás están equivocados" 
es peligrosa en las relaciones personales 
y también en las relaciones entre las naciones,
las tribus, las religiones y demás.

Pero si la idea de que "yo tengo la razón y los demás están equivocados" 
es uno de los medios de los que se vale el ego para fortalecerse, 
si considerar que tenemos la razón atribuyendo a otros el error 
es una disfunción mental que perpetúa la separación 
y el conflicto entre los seres humanos, 
¿quiere decir entonces que no se puede hablar de creencias, 
comportamientos o actos buenos y malos? 
¿Y no sería ése el relativismo moral al cual algunas enseñanzas cristianas
 consideran el gran mal de nuestro tiempo?

Claro está que la historia del cristianismo es un ejemplo 
de cómo la idea de ser los únicos poseedores de la verdad, 
es decir, los únicos en tener la razón, 
puede corromper los actos y el comportamiento 
hasta el punto de la locura. 

Durante siglos se pensó que estaba bien torturar 
y quemar vivas a las personas cuyas opiniones se apartaban 
aunque fuera ligeramente de la doctrina de la Iglesia 
o de las interpretaciones miopes de las Escrituras ("la Verdad") 
porque las víctimas estaban en "el error". 

Era tan grande su error que debían perecer. 
La Verdad adquiría preeminencia sobre la vida humana. 
¿Y cuál era esa Verdad? 

Una historia en la cual había que creer, es decir, 
un paquete de pensamientos.
....

La Iglesia católica y otras iglesias en realidad están en lo cierto 
cuando identifican el relativismo, 
la idea de que no hay una verdad para guiar la conducta humana, 
como uno de los males de nuestro tiempo. 

El problema es que no se puede encontrar la verdad absoluta 
donde no está: 
en las doctrinas, las ideologías, las normas o los relatos. 
¿Qué tienen todos ellos en común? 
Están hechos de pensamientos. 

En el mejor de los casos,
el pensamiento apenas puede señalar la verdad, 
pero nunca es la verdad. 

Es por eso que los budistas dicen que 
"El dedo que señala a la luna no es la luna". 


Todas las religiones son igualmente falsas e igualmente verdaderas, 
dependiendo de cómo se las utilice. 

Se las puede utilizar al servicio del ego o al servicio de la Verdad. 
Si creemos que solamente la nuestra es la religión verdadera, 
la estamos usando a favor del ego. 
Utilizada de esa manera, la religión se convierte en una ideología, 
crea un sentido ilusorio de superioridad 
y siembra la división y la discordia entre la gente. 

Cuando están al servicio de la Verdad, 
las enseñanzas religiosas representan señales o mapas 
del camino dejadas por los seres iluminados 
para ayudarnos en nuestro despertar espiritual, 
es decir, 
para liberarnos de la identificación con la forma.

Solamente hay una Verdad absoluta 
de la cual emanan todas las demás verdades. 

Cuando hallamos esa Verdad, nuestros actos ocurren en armonía con ella. 

Los actos humanos pueden reflejar la Verdad o la ilusión. 
¿Puede la Verdad ponerse en palabras? 
Sí, pero las palabras no son la Verdad. 
Sólo apuntan a ella.

La verdad es inseparable de nosotros mismos. 
Sí, usted es la Verdad. 
Si la buscamos en otra parte, sólo encontrará desilusión.

Ese Ser que somos cada uno de nosotros es la Verdad. 
Jesús trató de comunicarla cuando dijo, 
"Soy el camino, la verdad y la vida".

 Estas palabras de Jesús apuntan poderosa y directamente a la Verdad, 
cuando las interpretamos correctamente. 
Sin embargo, si las interpretamos equivocadamente, 
se convierten en un gran obstáculo. 

Jesús habla de ese "Yo Soy" más profundo, 
de la identidad esencial de cada hombre y de cada mujer, 
de todas las formas de vida en realidad. 

Se refiere a la vida que somos. 


Algunos místicos cristianos han hablado del Cristo interior; 
los budistas hablan de nuestra naturaleza de Buda; 
para los hindúes es atman,
el Dios que mora en nosotros. 

Cuando estamos en contacto con esa dimensión interior 
(y estar en contacto es nuestro estado natural, no un logro milagroso) 
todos nuestros actos y relaciones reflejan la unicidad 
con toda la vida que intuimos en el fondo de nuestro ser. 

Ese es el amor. 

Las leyes, los mandamientos, las reglas y las normas 
son necesarias para quienes están separados de su esencia, 
de la Verdad que mora en ellos. 

Sirven para prevenir los peores excesos del ego 
y a veces ni siquiera eso logran. 

San Agustín dijo, "Ama y haz tu voluntad". 
No hay palabras que se acerquen más a la Verdad que esas.


UNA NUEVA TIERRA
UN DESPERTAR AL PROPÓSITO DE SU VIDA
ECKHART TOLLE

lunes, 6 de febrero de 2012

Necesitamos Amor


Hay una pregunta importante que subyace en nuestras experiencias, 
tanto si pensamos en ella de forma consciente como si no: 
¿Cuál es el propósito de la vida?

Personalmente, creo que el propósito de nuestra vida es ser felices. 

Desde el momento de su nacimiento, todo ser humano busca la felicidad 
y huye del sufrimiento; 
este principio no se ve alterado por la condición social, 
la educación ni la ideología. 

Desde lo más profundo de nuestro ser deseamos simplemente ser felices. 
No sé si el universo con sus incontables galaxias,
estrellas y planetas tiene un significado más profundo o no, 
pero hay al menos una cosa ineludible 
y es que los seres humanos que habitamos esta tierra 
nos enfrentamos a la tarea de conseguir
una vida feliz para nosotros mismos.

No somos objetos hechos a semejanza de las máquinas; 
somos algo más que pura materia, tenemos sentimientos y experiencias. 
Si no fuésemos más que entidades mecánicas, 
las máquinas podrían aliviar nuestro sufrimiento 
y colmar todas nuestras necesidades, 
pero el confort material por sí sólo no basta. 

No hay objeto material alguno, por muy hermoso o valioso que sea, 
que pueda hacernos sentir queridos. 

Necesitamos algo más profundo, 
algo que he dado en llamar el afecto humano. 

Si gozamos de afecto humano o compasión, 
todos los bienes materiales que tenemos a nuestro alcance 
pueden ser muy constructivos 
y depararnos muy buenos resultados; 
si, por el contrario, carecemos de afecto y compasión, 
los bienes materiales por sí solos no nos satisfarán, 
tampoco nos proporcionarán el menor grado de paz mental o felicidad. 

Es más, cuando los bienes materiales
no van acompañados del afecto humano 
pueden llegar incluso a crearnos problemas. 

Así pues, al considerar nuestros orígenes y nuestra naturaleza 
descubrimos que nadie nace libre de la necesidad de amor 
y que, a pesar de los intereses de algunas escuelas
de pensamiento modernas, 
los seres humanos no pueden definirse solamente
desde el punto de vista fisiológico.

En resumen, la razón por la que el amor y la compasión 
nos proporcionan la mayor felicidad 
es sencillamente porque nuestra naturaleza las valora
 por encima de cualquier otra cosa. 

Por muy hábil y capaz que sea un individuo 
no logrará sobrevivir si lo dejan solo. 

Por muy fuerte e independiente que alguien pueda sentirse 
durante los períodos más prósperos de su vida, 
cuando esté enfermo, o sea muy joven o muy viejo, 
dependerá de la ayuda de los demás.

Estudiemos con más detenimiento las formas 
en las que el afecto y la compasión 
nos ayudan a lo largo de nuestra vida.


Es probable que tengamos opiniones distintas sobre la cuestión de la
creación y la evolución del universo, 
pero al menos estaremos de acuerdo en que cada uno de nosotros 
es el producto de sus progenitores. 

En la mayoría de los casos, nuestra concepción se produjo 
no solo en el contexto del deseo sexual,
sino que también estuvo implícita la decisión de nuestros padres 
de tener un hijo. 

Esta decisión se basa en la responsabilidad y el altruismo; 
en el compromiso compasivo de los padres de ocuparse de su hijo 
hasta que este sea capaz de cuidar de sí mismo. 

Así pues, desde el instante mismo de nuestra concepción, 
el amor de nuestros padres está implicado de forma directa
 en nuestra creación.

En un encuentro que mantuve con algunos científicos, 
especialmente con neurobiólogos,
descubrí que hay muchas pruebas científicas 
que apuntan que el estado mental
de una madre durante el embarazo, 
sea este tranquilo o agitado,
tiene un efecto importante
en el bienestar físico y mental del bebé. 

Parece vital para la madre
conservar un estado mental tranquilo y sosegado. 


Después del nacimiento, 
las primeras semanas de vida son las más cruciales 
para el desarrollo saludable del niño. 

Me contaron que durante ese período uno de los factores más importantes
para asegurar un crecimiento rápido y saludable del cerebro del bebé 
es el continuo contacto físico de la madre. 

Si el niño está desatendido y descuidado 
durante ese período crítico puede sufrir repercusiones físicas negativas, 
que, si bien no son evidentes de forma inmediata, 
sí pueden manifestarse con el paso del tiempo.

La importancia esencial del amor y el cuidado 
persisten a lo largo de toda la infancia. 

Cuando un niño ve a alguien que manifiesta una conducta abierta 
y cariñosa hacia él, alguien que le sonríe o que le da muestras de afecto, 
el niño se sentirá feliz y protegido por naturaleza. 

Si, por el contrario, esa persona intenta hacerle daño, 
el pequeño se sentirá atenazado por el miedo, 
lo que puede tener consecuencias perniciosas en su desarrollo. 

Actualmente, hay muchos niños que viven en hogares desdichados;
 si esos niños no reciben el afecto necesario lo más probable 
es que ellos tampoco amen a sus padres al crecer 
y cabe la posibilidad de que también tengan dificultades 
para amar a otras personas. 
Es algo muy triste.

A medida que el niño crece y empieza a ir al colegio, 
su necesidad de apoyo tiene que ser atendida por sus maestros. 

Si un maestro, además de impartir la educación académica, 
asume también la responsabilidad de preparar
a los estudiantes para la vida, 
sus alumnos sentirán confianza y respeto, 
y lo que les haya sido enseñado
dejará una huella indeleble en sus mentes. 

Por otra parte, las materias impartidas por un maestro 
que no muestra verdadero interés
por el bienestar general de los estudiantes 
serán consideradas temporales
 y caerán fácilmente en el olvido. 

Del mismo modo, si alguien enferma
y es atendido en un hospital por un médico 
que muestra hacia él un sentimiento cálido y humano,
se sentirá bien y el deseo del médico de ofrecerle
el mejor cuidado posible será curativo en sí mismo, 
independientemente de las habilidades técnicas que posea.

Por otra parte, si el médico carece de sentimientos humanos 
y muestra una actitud poco amistosa, impaciente, 
o una fría falta de interés, el enfermo se sentirá ansioso 
por muy cualificado que sea el médico, 
por mucho que la enfermedad haya sido correctamente diagnosticada
 y que se le haya prescrito la medicación oportuna. 

Inevitablemente, los sentimientos de los pacientes 
dejarán su impronta en la calidad
y en la integridad de su restablecimiento.

Incluso en las conversaciones cotidianas, 
cuando alguien nos habla con calidez, 
disfrutamos escuchándolo y le respondemos en consonancia, 
toda la conversación cobra interés, 
por trivial que pueda ser el tema. 

Por otra parte, si una persona nos habla en tono frío o tajante, 
nos sentimos incómodos
y rápidamente deseamos poner un punto final a la conversación. 

Ya se trate del tema más banal o del más importante, 
el afecto y el respeto de los demás es vital
para nuestra felicidad.

Recientemente me reuní con un grupo de científicos estadounidenses
que afirmaban que el índice de trastornos mentales en su país
es muy elevado, afecta a cerca del 12 por ciento de la población. 

Durante nuestra conversación se hizo evidente
que el origen de la depresión 
no se hallaba en la carencia de bienes materiales 
sino en la dificultad para dar y recibir afecto.

Por consiguiente, como se desprende de todo lo dicho, 
tanto si somos conscientes de ello como si no, 
llevamos la necesidad de afecto humano en la sangre 
desde el mismo día de nuestro nacimiento. 

Aun cuando ese afecto proceda de un animal 
o de alguien a quien normalmente consideraríamos un enemigo, 
tanto los niños como los adultos se sentirán atraídos por él.


Dalai Lama 
Con el Corazón Abierto

viernes, 3 de febrero de 2012

El llamado del Amor


Vibrando en las cuatro direcciones,
pulsando en todos los corazones,
la caracola comienza a hacerse escuchar.

Su vivo eco sagrado trae la voz de los ancestros,
que cumplen en honrar el antiguo acuerdo álmico
de señalar la triunfal hora del cambio.

Recordá.
Es tiempo de abrirse y sentir,
para que caigan las densas estructuras
que impiden liberar el mágico potencial humano.
Su sonido moviliza.
Suena fuerte, limpio y claro.

Este es el llamado, empieza el gran despertar.

Sabiendo que esta sería una época muy ruidosa
y de gran escepticismo,
los magos ayudaron a que el llamado
adoptara infinitas formas para que lo puedas vivenciar.
Fue puesto en palabras, pensamientos, gestos, acciones e intenciones
que a su manera podrían llegarte a encontrar.
Y debido a la relevancia que tendría este crucial momento,
también pidieron a la existencia que los ayudara a concientizar
a los que sintieran el profundo anhelo
de transformarse y alumbrar.

¿Comprendés ahora por qué se presenta el arco iris,
por qué iluminan las estrellas, por qué el Sol te acaricia
y la belleza de la Tierra te anima a celebrar?

Toda la creación participa de este llamado cósmico,
que proviene desde el corazón del universo
para alentarte a que te abras e ilumines sin cesar.
No importa cuál sea tu raza, tu bandera, tu creencia o religión,
el llamado no hace distinciones.

Mueve tus fibras para alentarte a que vibres en la frecuencia del amor.

Si le prestás atención,
experimentarás que su sonido te vuelve consciente
de aquello en donde focalizás tu energía, aquello a lo que sostenés desde la intención.
¿Está tu vida alineada con tu esencia?
¿Hacés lo que resuena en tu interior?
Si no es así, soltá. Libera.
Confia.

Deja que caiga todo lo que no se corresponda
con la belleza de tu espíritu.
Es la hora de cambiar.
Hay señales, corazonadas e intuiciones
que guiarán tus pasos por el camino noble
que conduce a la Unidad.

Siempre hay un punto de inflexión que marca en tu corazón
el cambio de dirección, y te deja la firme certeza de que algo ha transmutado.
¿Lo sentís?

La caracola está sonando.
Todo tu Ser lo está palpitando.
Es tiempo de volar bien alto, de sentirse libre, de experimentarse pleno.
Es el momento de fluir, de vivir sin ataduras, de moverse sin rencores.

Este es el llamado.
Es la voz de los ancestros
resplandeciendo en tu interior:
anuncia que la era del amor ya ha comenzado.


Julio Pagano
www.proyecto-despertar.com.ar


“El llamado del Alma“

Escúchalo !
Silencia todo el grito que no es tuyo,
todo el clamor externo, todo el eco,
y en el secreto arrullo de tu sutil interno,
abrázate al murmullo como al seno materno.

Búscalo !
Sólo tu guía central sabrá el camino,
como entrar por tu vientre, por tu río,
donde toda corriente es sendero exclusivo,
para ubicar la fuente que te brotó al destino.

Encuéntralo !
Nadie podrá ayudarte, ni desviarte,
intuitivo andarás atentamente, sin soltarte,
en libertad tu mente, en comunión tus partes,
con la brújula ardiente del corazón amante.

Libéralo !
Sé tu propio cruzado en el magno rescate,
sin morir demasiado y sin cuidarte,
con firmeza en tu mano abierta y amigable,
desoyendo al tirano y escuchando al salvable.

Síguelo !
Y correrán senderos de paz inagotable,
hacia arriba o abajo viajando horizontales,
en lo bueno o lo malo encontrando bondades,
en tronos o en cadalsos humildes y triunfales,
en virtud o en pecado, en errores vitales,
en verdadero o falso, en aciertos causales,
en vuelo hacia lo alto, unidos e inmortales
llegarán a ser todo sin dejar de ser parte.

         Escúchalo ... siempre te escucha.
         Búscalo ...  es quien te busca.
Libéralo ...  y al fin te librará de toda lucha.
         Encuéntralo ... porque ahora se encuentra más cerca que nunca.
         

-Willy-


miércoles, 1 de febrero de 2012

Ama por encima de todo




La vida es una obra de teatro que no permite ensayos...
Por eso, canta, ríe, baila, llora,
y vive intensamente cada momento de tu vida...
antes que el telón baje,
y la obra termine sin aplausos.

¡Hey, hey, sonríe!
más no te escondas detrás de esa sonrisa...
Muestra aquello que eres, sin miedo.
Existen personas que sueñan,
con tu sonrisa, así como yo.

¡Vive! ¡Intenta!
La vida no pasa de una tentativa.

¡Ama!
Ama por encima de todo,
ama a todo y a todos.
No cierres los ojos a la suciedad del mundo,
no ignores el hambre!
Olvida la bomba,
pero antes haz algo para combatirla,
aunque no te sientas capaz.

¡Busca !
Busca lo que hay de bueno en todo y todos.
No hagas de los defectos una distancia,
y si, una aproximación.

¡Acepta !
La vida, las personas,
haz de ellas tu razón de vivir.

¡Entiende !
Entiende a las personas que piensan diferente a ti,
no las repruebes.

¡Eh ! Mira...
Mira a tu espalda, cuantos amigos...
¿Ya hiciste a alguien feliz hoy?
¿O hiciste sufrir a alguien con tu egoísmo?


¡Eh ! No corras...
¿Para que tanta prisa?
Corre apenas dentro tuyo.

¡Sueña !
Pero no perjudiques a nadie y
no transformes tu sueño en fuga.

¡Cree ! ¡Espera !
Siempre habrá una salida,
siempre brillará una estrella.

¡Llora ! ¡Lucha !
Haz aquello que te gusta,
siente lo que hay dentro de ti.

Oye...
Escucha lo que las otras personas
tienen que decir, es importante.

Sube...
Haz de los obstáculos escalones
para aquello que quieres alcanzar.
Mas no te olvides de aquellos
que no consiguieron subir
en la escalera de la vida.

¡Descubre !
Descubre aquello que es bueno dentro tuyo.
Procura por encima de todo ser una buena persona,
yo también voy a intentarlo.

¡Hey ! Tú...
ahora ve en paz.
Yo preciso decirte que... TE AMO,
simplemente porque existes.

Charles Chaplin

LEYES DEL UNIVERSO

¡Jay Ganesha!

¡Jay Ganesha!

Luces que indican el camino


Mandalas con música para relajación y meditación

Organización Sathya Sai Baba

Diseño Gráfico

Pueblos Originarios

Camino del Amor

ENTRADAS MÁS VISITADAS

OM SAI RAM

OM SAI RAM
Gracias por tu siembra, Maestro del Amor!

AYUDA AL PLANETA

AYUDA AL PLANETA
Conservación de la naturaleza

EGO vs ECO

EGO vs ECO
TODOS SOMOS UNO

Amigo es AM-ar estar cont-IGO

Amigo es AM-ar estar cont-IGO
Gracias Noemí !!!

Contenido tomado de la web

Todo lo contenido en esta pagina es parte del anima mundi que, cada uno individualmente alimentamos.
Mi gratitud a todos los autores,fotografos,creadores y blogs por sus creaciones,inspiraciones,sabiduria y amor.
Si alguien desea que sus publicaciones o creaciones sean retiradas, sólo tiene que comunicarlo y asi se hará.
Gracias Infinitas