Seguidores

No me sigues... me acompañas!

SI QUIERES SEGUIR LAS PUBLICACIONES DE ESTE BLOG, SÓLO PULSA "Participar en este sitio"

No me seguirás, sino que nos haremos compañía en este tramo del camino, donde la AMISTAD es el motor y la ALEGRÍA de ser, el ritmo de la marcha.

GRACIAS POR PARTICIPAR, POR SER Y ESTAR EN EL AMOR!



lunes, 29 de octubre de 2012

SER y HACER... para tener


 Saber no sigue a la experiencia sino que la precede.

En esto la mitad del mundo entiende lo contrario.

Para "saber que sabes, actúa como si supieras".

Casi toda la gente cree que si "tiene" alguna cosa, 
puede finalmente "hacer" algo, 
lo que le permitirá "ser" algo. 

En realidad están invirtiendo el paradigma 
Ser - Hacer - Tener. 

En el universo como es en realidad, 
"el tener" no produce "ser", 
sino todo lo contrario.

Primero eres ese algo 
llamado "feliz" (o "conocedor" o "sabio" o "compasivo"
o cualquier otra cosa), 
luego empiezas a  "hacer" las cosas desde este punto de ser 
y pronto descubres que lo que estás haciendo 
termina proporcionándote las cosas 
que siempre deseaste "tener".

La manera de poner en movimiento este proceso creativo 
(y eso es lo que es el proceso de la creación) 
es saber lo que deseas "tener", 
preguntarte lo que piensas
que "serías" si "tuvieras" eso 
y, en seguida, 
ir directamente a SER.



De esta manera, 
inviertes la forma en que has utilizado
el paradigma Ser -Hacer-Tener, 
lo estableces correctamente 
y trabajas con la fuerza creativa del universo, 
en lugar de contra ella.

Esta es una forma resumida de expresar este principio :

En la vida no tienes que hacer nada.
Todo es cuestión de lo que estás siendo.

Decidir con anticipación lo que eliges ser 
produce eso en tu experiencia. 

La felicidad es un estado mental. 
Al igual que todos los estados mentales, 
se reproduce en forma física.

Todos los estados mentales se reproducen a sí mismos.

Actúa como si lo tuvieras 
y atraerás la felicidad hacia ti.

Lo que actúas como si lo fueras, 
en eso te conviertes.


Sin embargo, todo lo que hagas, 
hazlo con sinceridad 
o se perderá el beneficio de la acción.


No puedes engañar a tu mente. 
Si no eres sincero tu mente lo sabe y así es.
Terminaste con cualquier posibilidad de que tu mente 
pueda ayudarte en tu proceso creativo.

Por supuesto puedes crear sin tu mente, 
sólo que resulta mucho más difícil.

Puedes pedirle a tu cuerpo que haga algo
que tu mente no cree
y, si tu cuerpo lo hace durante bastante tiempo, 
tu mente empezará a olvidar su primer pensamiento
acerca de esto y creará un Pensamiento Nuevo. 

Una vez que tengas un Pensamiento Nuevo respecto a algo, 
estás en camino de crearlo
como un aspecto permanente de tu ser; 
en lugar de algo que sólo actúas.

Esto es hacer las cosas de la manera más difícil 
e incluso en tales casos,
la acción debe ser sincera..

Neale Donald Walsh 
Conversaciones con Dios 


"Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo” 

Existe una anécdota de que una madre llevó a su hijo de seis años a casa de Mahatma Gandhi.

Ella suplicó:
- Se lo ruego, Mahatma, dígale a mi hijo que no coma más azúcar. Padece diabetes y arriesga su vida haciéndolo. A mí no me hace caso y sufro por él.

Gandhi reflexionó y dijo:
- Lo siento señora. Ahora no puedo hacerlo. Traiga a su hijo dentro de quince días.

Sorprendida la mujer le dio las gracias y le prometió que haría lo que le había pedido. Quince días después, volvió con su hijo. Gahdhi miró al muchacho a los ojos creando una gran conexión y le dijo:

- Chico, deje de comer azúcar.

Agradecida, pero extrañada, la madre preguntó: ¿Porqué me pidió que lo trajera dos semanas después? Podía haberle dicho lo mismo la primera vez.

Gandhi dijo: - Hace quince días, yo comía azúcar.




Si quieres despertar a toda la humanidad, entonces despierta tú mismo. Si deseas eliminar el sufrimiento en el mundo, entonces elimina todo aquello que es oscuro y negativo en ti mismo. 

Verdaderamente, el mayor regalo que puedes ofrecer es el de tu propia auto-transformación.

Lao Tsé 

viernes, 26 de octubre de 2012

SE TU LUZ

El ser luz para uno mismo, niega toda experiencia. 

El 'uno' que experimenta como el experimentador, 
necesita de la experiencia para existir 
y, por profunda o superficial que ésta sea, 
la necesidad de experiencias se vuelve cada vez mayor. 

La experiencia es conocimiento, tradición; 
el experimentador se divide así mismo 
para distinguir entre lo placentero y lo doloroso, 
entre lo tranquilizador y lo inquietante. 

El creyente experimenta conforme a su creencia, 
conforme a su condicionamiento. 

Estas experiencias proceden de lo conocido, 
porque el reconocimiento es esencial 
-sin él la experiencia no existe. 

Toda experiencia deja una huella a menos que, 
tal como surge, se termine. 


Toda respuesta a un reto es una experiencia, 
pero cuando la respuesta proviene de lo conocido, 
el reto pierde su frescura y vitalidad; 
entonces hay conflicto, 
desorden y actividad neurótica. 

La esencia misma del reto es cuestionar, 
perturbar, despertar, comprender. 

Pero cuando ese reto se traslada al pasado, 
uno está; eludiendo el presente. 

La convicción de la experiencia implica negar la investigación. 

Inteligencia es libertad para inquirir, 
para investigar el 'yo' y el 'no yo', 
lo interno y lo externo. 

La creencia , las ideologías y la autoridad 
impiden el discernimiento directo 
que sólo adviene con la libertad. 

El deseo de experiencias, de cualquier clase que sean, 
tiene que ser superficial o sensorio, 
consolador o placentero, 
porque el deseo, por intenso que sea, 
es el heraldo del pensamiento, 
y el pensamiento es lo externo. 

El pensamiento puede fabricar lo interno, 
pero ello sigue siendo lo externo. 

El pensamiento jamás descubrirá lo nuevo, 
porque él es viejo y nunca es libre. 

La libertad está más allá del pensamiento. 


Toda la actividad del pensamiento es la negación del amor. 

Cuando uno es luz para sí mismo, 
esa luz es la luz de todos los demás. 

Ser luz para uno mismo implica 
que la mente se halla libre del reto y la respuesta, 
porque entonces la mente está por completo despierta, 
está totalmente activa. 

Esta atención no tiene un centro, 
el 'uno' que está atento-
 y, por tanto, no tiene un límite. 

Mientras existe un centro, el 'yo', 
tienen que existir el reto y la respuesta 
adecuada o inadecuada, placentera o dolorosa . 

El centro jamás puede ser luz para sí mismo; 
su luz es la luz artificial del pensamiento, 
y éste tiene muchas sombras. 

La compasión no es la sombra del pensamiento 
sino que es luz...

Luz que no es ni de uno mismo, 
ni de algún otro.



De la obra de Krishnamurti titulada Diario II





Yo no estoy aquí para convencerte de nada. 
No estoy aquí por reconocimiento.

No estoy a favor de ningúna práctica ni entretenimiento.

Estoy aquí sólo para servir. 
Estoy aquí sólo para transmitir mi mensaje: 
La verdad, la sencillez, 
el amor y El servicio.

Yo quiero que tú viajes a través de la luz… 
¡ QUE SEAS TÚ MISMO !


Ramana Maharshi



lunes, 22 de octubre de 2012

El templo vivo

Tu cuerpo es un templo, 
un templo vivo en el que reside Dios.

Tu mente es un templo vivo en el que reside Dios.
Dios vive en tu interior, Dios es la Vida.

La prueba de que Dios reside en tu interior
es que estás vivo.

Tu vida es la prueba.
Por supuesto, en tu mente hay basura y veneno emocional,
pero Dios también está ahí.

No tienes que hacer nada para alcanzar a Dios,
para alcanzar la iluminación,
para alcanzar el despertar.

No hay nadie que pueda llevarte hasta Dios.
Quien diga que te llevará hasta él es un mentiroso,
porque ya estás en él.

Sólo existe un ser vivo,
y lo quieras o no, te resistas o no,
 sin hacer ningún esfuerzo,
ya estás con Dios.

Por lo tanto,
lo único que queda es disfrutar de la vida,
estar vivo,
sanar el cuerpo emocional
para crear una nueva vida
que te permita compartir abiertamente
todo el amor que está en tu interior.

El mundo entero puede amarte,
pero ese amor no te hará feliz.

La felicidad proviene del amor
que emana de tu interior.

Ese es el amor que realmente cuenta,
no el amor que los demás sienten por ti.

Tu amor por los demás es tu mitad;
la otra mitad puede ser un árbol, un perro, una nube.

Tú eres una mitad; la otra mitad es lo que percibes.

La mitad que te corresponde
es la del soñador,
y, el sueño,
es la otra mitad.


Siempre serás libre para amar.
Si eliges comprometerte en una relación
y tu pareja juega al mismo juego...
¡qué regalo!

Cuando la relación abandone del todo el infierno,
se amarán tanto a ustedes mismos
que no necesitarán el uno al otro en absoluto.

Se sentirán unidos por propia voluntad y crearán belleza.

Y esa creación mutua es el sueño del cielo.

Ya eres un maestro del miedo y del auto-rechazo.
Ahora lo que tienes que hacer es recuperar
el amor hacia ti mismo,
ya que con ese amor por ti mismo
te volverás tan fuerte y poderoso
que transformarás tu sueño personal de miedo
en un sueño de amor,
y sustituirás el sufrimiento por la felicidad.

Entonces, como el sol,
emitirás luz y amor en todo momento,
sin condiciones.


Cuando amas incondicionalmente,
tú el ser humano y tú el Dios
estás en sintonía con el Espíritu de la Vida
que se mueve a través de ti.

La vida no es más que un sueño,
y si creas tu vida con amor,
tu sueño se convierte en una obra de arte.


LA MAESTRIA DEL AMOR

Capítulo XII Dios en ti, 
de Dr. Miguel Ruiz





Ama conocerte, conoce tu amor

Conóceme en ti mismo o de ninguna forma.
No hay otra manera de ver lo que es real.
No busques descifrarme entre signos o idiomas; 
¡conócete a ti mismo y me conocerás!

El médico conoce mi físico al detalle,
El psiquiatra mi mente, mi energía vital.
El astrólogo acaso también me reconoce 
al descubrir señales en mi compuesto astral;

Y es que nadie me observa total, íntegramente.
Porque no se conocen de manera integral.
Me ven como a un objeto, como a un ser diferente 
desde su prespectiva, relativa, parcial.

Busca el conocimiento, pero no el relativo.
No el que ve diferencias, no el que tiene un final.
Intenta conocerme en ese Ser Divino 
que sintetiza todo en sólo Una Verdad...

Búscame en lo absoluto, en el silencio, en calma,
En el sol más profundo que halles en tu ser.
En la naturaleza real de nuestras almas, 
¡que es lo único que vale la pena conocer!


Si no puedes hacerlo, si aún te sientes solo,
No te apenes ni creas que todo terminó.
Hay un conocimiento que es el Mayor de todos 
y nos reúne al cabo en un único Sol...

Si quieres encontrarme y acaso no te encuentras.
Busca el Camino simple que nadie te enseñó.
No te hacen falta libros, ni prácticas, ni metas...
¡Si logras retirarte hasta el más puro Amor!

Ámame simplemente, sin miedo ni egoísmo...
Más allá de conceptos, de cualquier condición.
No como a algún objeto dentro del espejismo 
sino ¡como a tí mismo, aquí en tu Corazón!



-Caminante Willy-


sábado, 20 de octubre de 2012

MADRE ES AMOR DIVINO

AMOR DE MADRE

El amor incondicional de la madre es probablemente el amor humano más cercano al amor divino. La verdadera madre perdonará a su hijo incluso cuando nadie más lo haría.

Este tipo de amor ejemplifica el amor de Dios; El perdona a sus hijos no importa cuantos pecados hayan cometido.

¿Quién podría haber otorgado este amor materno sino Dios?

En el verdadero amor maternal Dios nos da la prueba irrefutable de que nos ama incondicionalmente, sin importar lo malos que seamos o lo mucho que pequemos.

El Espíritu Divino no es un tirano. Él sabe que nos ha colocado en un mundo de ilusión. Sabe que tenemos problemas, conoce nuestras peleas. El hombre solo aumenta la oscuridad interna de su ignorancia espiritual cuando se considera un pecador.

Es mejor para él intentar corregir su conducta, pidiendo ayuda a la Madre Divina, que guarda en su interior el perdón y el amor infinitos.

Mientras meditaba la otra noche, canté esta canción al Infinito:


Oh, Madre divina, 
soy tu pequeño hijo, tu indefenso hijo, 
sigilosamente sentado en tu regazo de inmortalidad. 

Alcanzaré el camino del cielo sentado en tu regazo. 

En el refugio de tu regazo alcanzaré el camino del cielo. 
No hay karma que pueda dañarme porque soy tu hijo, 
tu pequeño hijo, tu hijo indefenso. 

Sigilosamente en tu regazo 
alcanzaré el camino del cielo.

Esta es la relación que hay que tener con Dios, ya que la Madre es el amor divino que todo lo perdona.


Paramahansa Yogananda


¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!

       M e diste el ser que vuelve a hacer la vida
       A mando la intención que te inspiraba 
       D ando a la Luz el intento y la poesía
       R efulgiendo ahora en mí, multiplicada...
       E ntonces Madre, de cuerpo, sueño y alma; 
                         ¿cómo no voy a honrarte cada día? 

Willy

¡Gracias, gracias, gracias 
por su Luz y por su Amor!


¡GRACIAS POR SU SER!

miércoles, 17 de octubre de 2012

El Dios de Spinoza


Este es el Dios (o Naturaleza) de Spinoza:

Dios hubiera dicho:

Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! 
Lo que  quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.

Quiero que goces, que cantes, que te diviertas 
y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.

¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos
que tú  mismo construiste 
y que dices que son mi casa!

Mi casa está en las montañas, en los bosques,
 los ríos, los lagos, las playas. 
Ahí es  en donde vivo 
y ahí expreso mi amor por ti.


Deja ya de culparme de tu vida miserable; 
yo nunca te dije que había nada mal en ti
 o que eras un pecador, 
o que tu sexualidad  fuera algo malo.

El sexo es un regalo que te he dado
y con el que puedes expresar 
tu amor, tu éxtasis, tu alegría. 

Así que no me culpes a mí  por todo lo que te han hecho creer.

Deja ya de estar leyendo supuestas
escrituras sagradas 
que nada  tienen que ver conmigo. 

Si no puedes leerme en un amanecer, en un  paisaje, 
en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito...  
¡No me encontrarás en ningún libro!

Confía en mí y deja de pedirme. 
¿Me vas a decir a mí como hacer mi  trabajo?

Deja de tenerme tanto miedo. 
Yo no te juzgo, ni te critico, ni me enojo,
ni me molesto, ni castigo. 
Yo soy puro amor.

Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar.  
Si yo te hice... yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, 
de sentimientos, de necesidades, de incoherencias...  de libre albedrío 
¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti?
 ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? 
¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos 
que se porten mal, por el resto de la eternidad? 
¿Qué clase de dios loco puede hacer eso?

Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, 
de cualquier tipo de leyes;
esas son artimañas para manipularte, 
para controlarte, que sólo crean culpa en ti. 

Respeta a tus semejantes
y no hagas lo que no quieras para tí. 

Lo único que te pido es que pongas atención en  tu vida, 
que tu estado de alerta sea tu guía.


Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, 
ni un paso en el camino, ni un ensayo,
ni un preludio hacia el paraíso. 

Esta vida es lo único que hay aquí y ahora
y lo único que necesitas.

Te he hecho absolutamente libre,
no hay premios ni castigos, 
no hay pecados ni virtudes,
 nadie lleva un marcador,
 nadie lleva un registro.

Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

No te podría decir si hay algo después de esta vida, 
pero  te puedo dar un consejo...

¡Vive como si no lo hubiera!
Como si esta fuera tu única  oportunidad de disfrutar,
de amar, de existir. 

Así, si no hay nada,
 pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di.
Y si lo hay, ten por seguro
que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, 
te voy a preguntar
¿Te gustó?... ¿Te divertiste?...  
¿Qué fue lo que más disfrutaste?
¿Que aprendiste..?

Deja de creer en mí; creer es suponer,
adivinar, imaginar. 

Yo no quiero que creas en mí,
quiero que me sientas en ti. 

Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, 
cuando arropas a tu hijita,
cuando acaricias a tu perro, 
cuando te bañas en el mar.

  Deja de alabarme,
¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy?

Me aburre que me alaben,
me harta que me agradezcan. 
¿Te sientes agradecido? 

Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud,
de tus relaciones, del mundo. 
¿Te sientes mirado, sobrecogido?...  
¡Expresa tu alegría! 
Esa es la forma de alabarme.


Deja de complicarte las cosas
y de repetir como perico
 lo que te han enseñado acerca de mí. 

Lo único seguro es
que estás aquí, 
que estás vivo,
y que este mundo está lleno de maravillas.   

¿Para qué necesitas  más milagros? 
¿Para qué tantas explicaciones?

No me busques afuera, no me encontrarás. 

Búscame dentro... ahí estoy, 
latiendo en ti.

 Spinoza

Baruj de Spinoza

"Me he esmerado en no ridiculizar ni lamentar ni detestar las acciones humanas, sino en entenderlas" Baruch de Spinoza.

Baruch de Spinoza (también escrito Baruj de Spinoza) (Latín: Benedictus de Spinoza, Portugués: Bento de Espinosa), Ámsterdam, 24 de noviembre de 1632 - La Haya, 21 de febrero de 1677... fue un filósofo neerlandés, de origen sefardí portugués, heredero crítico del cartesianismo, considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII, junto con el francés René Descartes y el alemán Gottfried Leibniz.




Creo en el Dios de Spinoza, 
que se revela en la armonía de las cosas, 
pero no en un Dios que esté interesado 
en el destino individual de cada individuo.

ALBERT EINSTEIN

lunes, 15 de octubre de 2012

Decretos para amarse bien


Estatutos del Hombre y de la Mujer
Mario Benedetti
   
Artículo I
Queda decretado que ahora vale la vida,
que ahora vale la verdad,
y que de manos dadas
trabajaremos todos por la vida verdadera.

Artículo II
Queda decretado que todos los días de la semana,
inclusive los martes más grises,
tienen derecho a convertirse en mañanas de domingo.

Artículo III
Queda decretado que, a partir de este instante,
habrá girasoles en todas las ventanas,
que los girasoles tendrán derecho
a abrirse dentro de la sombra;
y que las ventanas deben permanecer el día entero
abiertas para el verde donde crece la esperanza.

Artículo IV
Queda decretado que el hombre
no precisará nunca más
dudar del hombre.
Que el hombre confiará en el hombre
como la palmera confía en el viento,
como el viento confía en el aire,
como el aire confía en el campo azul del cielo.

Párragrafo único:
El hombre confiará en el hombre
como un niño confía en otro niño.

Artículo V
Queda decretado que los hombres
están libres del yugo de la mentira.
Nunca más será preciso usar
la coraza del silencio
ni la armadura de las palabras.
El hombre se sentará a la mesa
con la mirada limpia,
porque la verdad pasará a ser servida
antes del postre.

Artículo VI
Queda establecida, durante diez siglos,
la práctica soñada por el profeta Isaías,
y el lobo y el cordero pastarán juntos
y la comida de ambos 
tendrá el mismo gusto a aurora.

Artículo VII
Por decreto irrevocable
queda establecido
el reinado permanente
de la justicia y de la claridad.
Y la alegría será una bandera generosa
para siempre enarbolada
en el alma del pueblo.

  Artículo VIII
Queda decretado que el mayor dolor
siempre fue y será siempre
no poder dar amor a quien se ama,
sabiendo que es el agua
quien da a la planta 
el milagro de la flor.

Artículo IX
Queda permitido que el pan de cada día
tenga en el hombre la señal de su sudor.
Pero que sobre todo tenga siempre
el caliente sabor de la ternura.

Artículo X
Queda permitido a cualquier persona,
a cualquier hora de la vida,
el uso del traje blanco.

Artículo XI
Queda decretado, por definición,
que el hombre es un animal que ama,
y que por eso es bello,
mucho mas bello 
que la estrella de la mañana.

Artículo XII
Decrétese que nada estará obligado ni prohibido,
todo será permitido,
incluso brincar con los rinocerontes
y caminar por las tardes
con una inmensa begonia en la solapa.

Paragrafo unico:
Solo una cosa queda prohibida:
amar sin amor.

Artículo XIII
Queda decretado que el dinero
no podrá nunca más comprar
el sol de las mañanas venideras.
Expulsado del gran baúl del miedo,
el dinero se transformará 
en una espada fraternal
para defender el derecho de cantar
y la fiesta del día que llegó.

Artículo Final
Queda prohibido el uso de la palabra libertad,
la cual será suprimida de los diccionarios
y del engañoso pantano de las bocas.
A partir de este instante
la libertad será algo vivo y transparente
como un fuego o un río,
y su morada será siempre
el corazón del hombre.

Mario Benedetti

viernes, 12 de octubre de 2012

Es tiempo de ser ... mujer


 

Según una antigua profecía andina llegará el día en que el espíritu femenino se despertará del letargo y luchará para eliminar el odio y la des trucción el la tierra; y dará inicio a un mundo de amor y paz, hermandad y armonía.

En su largo camino de aprendizaje la mujer será capaz de encontrar su fuerza de voluntad, su coraje, el conocimiento y la energía necesaria para cambiar el curso de su propia historia, haciendo de cada dolor, de cada soledad, de cada tristeza, un mundo de alegría, de amistad y de plenitud.

¿Cómo se aprende a ser una verdadera mujer?.

Estudiando atentamente la naturaleza. Pero antes tiene que conocerse y aceptarse en la verdad de quién es. Tendrá que ser ella misma, ella misma y nadie más.

A menudo constr uimos nuestra vida recogiendo los pedazos de la existencia de los otros intentando plasmarlos sobre modelos impuestos desde afuera.

Con estos trozos vamos tejiendo una manta para cubrirnos delante de los demás. Esto nos vuelve infelices. La verdadera mujer se descubre en su verdad y sigue su camino plenamente consciente de Sí misma.

Son muchas las mujeres que intentan aparecer por aquello que no son y pocas las que toman tiempo en auto indagarse y descubrirse.

La naturaleza te ha donado un cuerpo y un alma en los cuales reside el espíritu.

Sólo tú como mujer y ningún otro fuera de ti tiene el derecho de cambiar tu vida. En el momento en que descubras a ti misma te encontrarás en el camino que te transformará en una verdadera mujer.


El arma más potente de una mujer es su energía interior 
que la protege tanto a ella como a todos los que ama. 

Es por esta razón que tendrá que aprender 
a descender a su mundo interno: 
solamente cuando descubra su verdadera esencia 
podrá usar toda su energía interior.

La sociedad contemporánea no quiere saber realmente sobre quién es la mujer y busca deformar su carácter desde el nacimiento. 

¿Qué aprende una mujer hoy en día de la sociedad?.

A falsificarse, a esconder sus verdaderos sentimientos, a cuidar sus propias opiniones, a enmascarar sus pensamientos.

Un hombre cercano a una verdadera mujer se diviniza. Para descubrir los misterios de la divinidad el hombre debe penetrar en el corazón de la mujer porque la Pachamama quiere sólo aquello que la mujer desea.

Si la Pachamama es amor, también la mujer lo es. 

El hombre debe considerar a la mujer como la versión de la naturaleza creadora cuya moral se basa en el respeto por la vida.

Antiguamente para aprender a ser una verdadera mujer era necesario recibir una iniciación. Tenía que entrar sola en el Templo del Puma y permanecer 7 días y 8 noches.

Recostada sobre una piedra, conocía y saboreaba la verdadera soledad.

La oscuridad más absoluta afrontaba su miedo a lo desconocido e inmersa en el silencio más impenetrable buscaba conocer su verdadera naturaleza. Era una batalla muy difícil. La lucha más dura de sostener no es aquella que se combate con un adversario sino contra sí mismo.

Ahí, donde no percibía el más mínimo ruido, comenzaba a escuchar los sonidos emitidos por su cuerpo: los latidos de su corazón, los sonidos sordos de los pulmones, del hígado, del páncreas, del intestino, del estómago, de los ovarios...Cada órgano entonaba su propia música: sonidos nunca antes escuchados.

En aquél retiro absoluto, a través de la meditación, la reflexión y el análisis de toda su vida, la mujer vencía sus propios temores para averiguar quien era verdaderamente y para qué había venido a la tierra. Aquella que entraba en el Templo del Puma, salía preparada y consciente de su propio poder y su propia fuerza.

Pero para poder comenzar su iniciación la mujer debía primero superar una serie de pruebas para mitigar su carácter y por lo tanto aprender, en el Templo, a controlar poco a poco el propio cuerpo y la propia mente. Ahí dentro era asaltada continuamente por dudas y temores: debía aprender a tener fe, porque quien no tiene fe en sí mismo está perdido.

Concentrada sobre sí misma recorría desde el recuerdo todo lo que había hecho desde que había llegado al mundo. Por primera vez en su vida se afrontaba y se juzgaba a sí misma. Encerrada en aquel recinto la mujer debía aprender y atravesar la puerta de la eternidad sin temores. Y si lo quería realmente lograba hacerlo.

Todas las mujeres pueden, es solo cuestión de voluntad. Si quieres algo, entonces puedes, basta simplemente que lo desees con todas tus fuerzas...
Pero si tu voluntad es débil y frágil, entonces no lo lograrás.


Una vez que hayas comprendido la potencia 
que reside en tu interior, 
podrás alzar tu cabeza, mirar con amor y dulzura 
y accionar al mismo tiempo 
con serenidad y determinación.

Aquellas que entraban en el Templo del Puma aprendían a tender un puente, era una de las pruebas que tenían que superar. 

A través de la mujer el hombre puede alcanzar lo Absoluto, por eso es tan importante para ella direccionar su propia energía. Si logra tender ese puente de energía, el hombre que lo recorrerá sabrá que ella es el camino capaz de conducirlo a la divinidad.

En aquel lugar, templo del tiempo y del espacio, la mujer aprendía a entrar en armonía y en paz consigo misma. La armonía es fundamental para que cada elemento se uniforme a la unidad llamada Ser y la mujer pueda así gozar de la vida con calma, tranquilidad y seguridad.

La mujer que conoce la armonía mantendrá la serenidad también en los momentos más difíciles; sus ojos reflejarán la pureza de su alma y se iluminarán de su belleza interior, aquella que nunca se deteriora. Una mujer armoniosa gozará de mayor salud y juventud que, compartida con su compañero, alargarán su existencia.

Para poder ser iniciada la mujer 
tiene que volver al útero de la Pachamama 
y sumergirse en el océano de la vida. 

Tendrá que entrar en contacto con su propia intimidad 
y en armonía con los elementos simpáticos: la tierra y el agua. 

Solo así el espíritu podrá manifestarse.

Tendrá que aprender a sobreponerse a las dudas, a los temores, al dolor, a los miedos, a la desesperación, al cansancio, al fastidio, a la frustración, a la desilusión. Mediante aquella prueba sabrá si su cuerpo trabaja en armonía con su mente en la individuación del peligro.

Gracias a la preparación recibida aprenderá a ver y a sentir en la oscuridad, a comprender si es el momento de esperar o de accionar y en el momento que sus sentidos le avisen de la existencia del peligro, sabrá afrontarlo recurriendo a su prudencia, a su sabiduría, a su calma y a su serenidad. 

Y cuando finalmente logre superar cualquier tipo de peligro, entonces aprenderá a viajar en el tiempo y en el espacio.

Existe una profecía según la cual la tierra al comienzo del tercer milenio sufrirá profundos cambios. 

Llegará el momento en el cual el espíritu femenino se despertará de un letargo de más de cinco siglos para dar origen a un mundo de paz y armonía.

La salvación de la humanidad está en manos de la mujer quien tiene que volverse verdadera para poder encontrarse con otras mujeres y unidas salvar la tierra.


HERNÁN HUARACHE MAMANI

En su libro "La profezia della curandera"
Comparte las enseñanzas de su maestra 
 y muestra el camino de la iniciación andina 
que siguieron las mujeres sabias de su pueblo. 
Título original "El poder de la mujer" 


lunes, 8 de octubre de 2012

Tu Maestría: Ser quien eres



No es el conocimiento el que nos conducirá hasta nosotros mismos,
sino la sabiduría.

Tenemos que distinguir entre conocimiento y sabiduría,
porque no son la misma cosa.

El conocimiento lo utilizamos
sobre todo para comunicarnos con los demás
y ponernos de acuerdo en lo que percibimos.

El conocimiento es la única herramienta
que los seres humanos tenemos para comunicarnos,
ya que difícilmente nos comunicamos de corazón a corazón.

Por lo tanto, lo importante es la manera que tenemos de utilizar ese conocimiento,
ya que puede hacer que nos convirtamos en su esclavo
y dejemos de ser libres.

La sabiduría no tiene nada que ver con el conocimiento;
 tiene que ver con la libertad.

Cuando eres sabio, eres libre de utilizar tu propia mente
y de dirigir tu propia vida.
...

No es necesario acumular conocimiento para convertirse en sabio;
cualquier persona puede conseguirlo.
Cualquiera.

Cuando te haces sabio, la vida se convierte en algo fácil,
porque te transformas en quien realmente eres.

Es difícil intentar convertirse en lo que uno no es,
intentar convencerse a uno mismo
y a todos los demás de que se es lo que no se es.

Cuando intentas ser lo que no eres desperdicias todas tus energías.
Ser quien eres no requiere el menor esfuerzo.

Al convertirte en sabio, no necesitas utilizar todas esas imágenes que creaste;
no necesitas fingir que eres diferente de lo que realmente eres.

Te aceptas a ti mismo tal cual y esa aceptación completa
se convierte en la aceptación completa de todos los demás.

Ya no intentas cambiar a otras personas o imponer tu punto de vista.
Respetas las creencias de los demás.


Aceptas tu cuerpo y tu propia humanidad con todos tus instintos.
No hay nada malo en ser un animal.
Somos animales y los animales siempre siguen su instinto.
Somos seres humanos y, debido, a nuestra gran inteligencia,
aprendemos a reprimir nuestros instintos;
no escuchamos lo que proviene del corazón.

Esa es la razón por la que actuamos en contra de nuestro propio cuerpo,
intentando reprimir sus necesidades o negando su existencia.
Esto no es sabiduría.

Cuando te conviertes en sabio, respetas tu cuerpo,
respetas tu mente, respetas tu alma.

Cuando te conviertes en sabio, controlas tu vida con el corazón,
no con la cabeza.


Dejas de sabotearte a ti mismo,
de sabotear tu felicidad o tu amor.

Dejas de cargar con toda esa culpa y esos reproches;
dejas de juzgarte y de juzgar a los demás.

A partir de ese momento, todas las creencias que te hacen infeliz,
que te empujan a pelearte con la vida
y que la convierten en algo difícil, simplemente desaparecen.

Renuncia a todas esas ideas sobre ser lo que no eres
y conviértete en lo que realmente eres.

Cuando te entregas a tu naturaleza, a lo que realmente eres,
entonces, dejas de sufrir.

Cuando te entregas a tu verdadero yo, te entregas a la Vida,
te entregas a Dios.

Y una vez que te entregas, ya no hay forcejeo,
ya no hay resistencia, ya no hay sufrimiento.

Cuando eres sabio, siempre optas por la opción fácil,
que es ser tú mismo, seas lo que seas.

El sufrimiento no es otra cosa que la resistencia a Dios.
Cuanto más te resistes, más sufres.
Así de sencillo.



LA MAESTRIA DEL AMOR

Capítulo XII Dios en ti, 
de Dr. Miguel Ruiz


miércoles, 3 de octubre de 2012

En libertad...



Como los mayores daban demasiadas vueltas con la respuesta, las cuatro niñas decidieron preguntarle a su sabio preceptor:

-Maestro, dinos qué es el amor. Nuestros padres nos responden que lo sabremos cuando seamos mayores. ¿Acaso es algo malo?

-No es nada malo, más tampoco ellos están equivocados. 
No sabréis que es el amor hasta sentirlo. 
Pero, mientras, podemos aprender algo para reconocerlo. 
Mañana os daré un regalo.
Al otro día el preceptor les entregó cuatro pequeñas jaulas 
con un pájaro en cada una.

-Son para vosotras, pequeñas. Cuidad cada una el vuestro. 
Como veis, son pequeños, alegres y saben cantar. 
No quiero saber nada de ellos hasta que no os pregunte personalmente. 
Pero sobretodo que cada una cuide del suyo.

El tiempo pasó, y entre clase y clase el maestro vio que los rostros de las niñas cambiaban cada día. En sus gestos y miradas notaba alternativamente la felicidad, la preocupación, la melancolía o el júbilo; a veces todas parecían tristes o las cuatro eran una expresión de alegría. Cuchicheaban entre ellas y era evidente que se morían por contarle algo. Tras un par de meses, en los que vio en las niñas el paso de todos los sentimientos, les pidió que al día siguiente trajeran sus jaulas.

La primera en hablar fue la que parecía más contenta con el suyo. Lo había puesto en una jaula más grande, con sus pequeños columpios para saltar y tacitas de agua para beber.

-Veo que tu pajarito está muy bien acostumbrado a su nueva jaula. 
Está gordo y parece saludable. Más no oigo que cante, dijo el tutor.

-Es verdad. No me había dado cuenta-respondió la niña-.
 ¡Parece tan contento!

-Es evidente que lo quieres. 
El amor es cuidar a quien amamos, pero también hay que escuchar 
y saber qué quiere de nosotros. 
Posiblemente esté agradecido por lo que haces por él, 
aunque no estoy seguro de que esté muy a gusto, 
ya que por alguna razón ha dejado de cantar.

La segunda le mostró la suya, en la que el pajarillo había crecido notablemente; estaba bastante gordo y apenas podía moverse en su pequeña jaula.

-Veo que el tuyo está bien alimentado, diría que demasiado. 
Y tampoco canta. 
Parece que para ti el amor es dar en exceso, 
lo que a la larga no será bueno para ambos. 
Le has dado tanto de comer que este animalito 
ya no podrá salir de su jaula 
y tendrás que romperla si quieres liberarlo. 

Está incómodo y de mal humor. 
Míralo, lo suyo es simplemente esperar,
no le has enseñado a hacer otra cosa. 
Haz como tu hermana, dale más espacio y menos comida. 
Tal vez acabe cantando para comunicarse contigo… 
o porque es más feliz. 
Tú también tendrás que aprender a observarlo: 
quizá quiera otra cosa.

La tercera le mostró su jaula vacía, y entre sollozos le contó que quería tanto a su mascota que cada día lo sacaba de la jaula y la tenía un rato en sus manos. Pero un día pensó que tenía frío y la cobijó bajo su abrigo, y cuando quiso darse cuenta había muerto.

-No llores, pequeña-dijo el preceptor-.
A veces el amor es como un pajarillo en nuestras manos: 
si la abrimos demasiado echa a volar, 
pero si lo apretamos mucho se muere. 

Te regalaré otro y sabrás ahora como cuidarlo. 
El pobrecillo ya te ha enseñado lo más difícil del amor.

La cuarta niña también le mostró su jaula vacía, pero la expresión de su rostro no era de tristeza, sino de pícara alegría.
-¿Y tú qué me cuentas?, preguntó el sabio.
La niña le hizo un gesto y se acercó a la ventana. 
La abrió, sacó un puñado de granos del bolsillo y lo esparció en el alféizar. 
Unos segundos después, cinco o seis pajaritos se posaron allí 
y no dejaron ni un solo grano. 

Después volaron a un árbol cercano, 
desde donde llegó hasta la habitación 
un concierto de gorjeo y silbidos.

-¿Uno de esos es el tuyo? 
volvió a preguntar el maestro.
La niña asintió.


El mejor amor es el que se vive en libertad. 
Cada amor es diferente, pero a la vez ese amor es único. 

Espero que lo hayas hecho porque amar a un animalito 
no es lo mismo que el amor entre ellos. 

Lo has dejado en libertad para elegir, 
y creo que ya ha hecho amigos 
y tiene pareja, pero también te quiere a su modo 
y te devuelve amor en su canto. 

¡Si llegas a amar así serás verdaderamente feliz!

Alejandro Jodorowsky
Plano Creativo


"Dejar ir" no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.

"Dejar ir" no es aislarme, es darse cuenta que no puedo controlar a otro.

"Dejar ir" no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales.

"Dejar ir" es admitir la impotencia, que significa que el resultado no esta en mis manos.

"Dejar ir" no es tratar de cambiar o culpar a otro, es sacar lo máximo de mi mismo.

"Dejar ir" no es cuidar, sino atender.

"Dejar ir" no es reparar, sino ser de apoyo.

"Dejar ir" no es juzgar, sino permitirle a otro que sea un ser humano.

"Dejar ir" no es estar en el medio arreglando todos los resultados, sino permitir a otros que influyan en sus propios destinos.

"Dejar ir" no es ser protector, es permitir a otro que enfrente la realidad.

"Dejar ir" no es negar, sino aceptar.

"Dejar ir" no es regañar, reprender o discutir, sino buscar mis propios defectos y corregirlos.

"Dejar ir" no es ajustar todo a mis deseos, sino tomar cada día como viene y apreciarme a mi mismo en el.

"Dejar ir" no es lamentar el pasado, sino crecer y vivir para el futuro.

"Dejar ir" es temer menos y Amar mas.

Louise Hay




LIBERA
LO  QUE AMAS

Libera lo que amas, no lo dudes,
no lo destierres del más puro amor. 
No lo encierres entre razonamientos, 
ni en lo que es lo correcto o lo mejor. 
Líbralo de luchar con preconceptos. 
¡Déjalo SER así como surgió!

Déjalo ir como llegó a tu vida 
y no podrás negar que allí llegó, 
porque ella se habrá visto enriquecida 
por una UNIÓN mayor que la razón, 
por una vibración que no termina, 
que no acaba, ni cumple una función, 
que no tiene que hallar una salida, 
porque ya es LIBRE por definición. 

Encuentra que ese Amor te da la vida, 
y vívelo en continua comunión. 
Transfórmate en su cauce, en su caída, 
pero nunca en su dique o contención. 
Déjalo que se escurra entre tus manos, 
para que no sea objeto de tu don, 
pues el Amor así desfigurado 
se divide en lo propio y lo exterior, 
nace el miedo a perder al ser amado, 
perece al depender de tu intención, 
se condiciona a un fin determinado, 
a asumir una extraña posición, 
y así se desvanece, se disuelve,
se limita a una idea, a una obsesión, 
a una obtención, a un logro o a un deseo 
que no hallará jamás satisfacción...

El Amor como el Ser, tan sólo existe, 
si llega a una total realización, 
si no, sólo se pierde en devaneos, 
en sueños, en mentira, en ilusión. 

Que el Amor no se reduzca a la persona, 
que el ego no se vuelva su prisión. 
Que no se mezcle con necesidades 
que no son propias de su condición. 


Que el SER regrese siempre a lo infinito. 
Que vuelva hacia SU esencia o interior. 

Sin pretender que ESO llegue al hombre, 
sino el hombre a ser PLENO como Dios. 


Libera lo que amas, no lo mates, 
no lo reduzcas a una imitación. 
No lo veas como algo diferente, 
libérate de ser su poseedor … 

¡Libéralo y revive la alegría 
de compartir UN SOLO CORAZÓN!


-Caminante WIlly- 

lunes, 1 de octubre de 2012

Panpachanakuy, el perdón andino


En aspectos personales tan valiosos como el autocrecimiento 
y la construcción de sanas relaciones humanas, 
el tema del perdón ocupa un punto neurálgico. 

En las últimas décadas 
en paralelo a lo que llamamos “terapias alternativas”, 
el perdón viene siendo revalorizado por su funcionalidad 
y uso terapéutico, que permite entre otras cosas, 
superar numerosos conflictos personales 
y problemas históricos de la sociedad actual. 

Los estudios preliminares sobre el tema 
apuntan a la importancia del perdón 
para sanar viejos esquemas 
que impiden el autocrecimiento 
y pueden ser raiz incluso, 
de innumerables problemas psicosomáticos.


Las investigaciones más pretenciosas 
aseguran que la ausencia del perdón 
sería una matriz para el desarrollo 
de determinados metastasis en el organismo. 

Lo cierto es que el capítulo del perdón 
ayuda a resolver numerosas preguntas 
sobre la compleja condición humana 
y permite sanar casi instintivamente 
las viejas heridas emocionales 
y sociales que de otro modo, 
impedirían una sana
y constructiva convivencia social.

La tradición andina no es ajena,
 dentro de este contexto sanador, 
de hecho aporta un arte milenario 
denominado “Panpachanakuy”, 
que en la traducción del quechua
significa “perdonarse mutuamente” 
y que propone un modelo de perdón terapéutico, 
con ayuda de rituales ancestrales 
que cuenta con el auspicio de las fuerzas sagradas presentes, 
en donde la Pachamama es el último nexo 
depositario del acto de perdón recíproco. 

Perdonar es un gesto de Ayni andino, de reciprocidad,
 que da cuenta de un sistema de creencias 
cuya cosmovisión central se basa 
en el arte de la armonía entre los elementos de la naturaleza 
y el buen vivir (allin kawsay). 


Este modelo de perdón andino, 
hoy rescatado con el permiso de la Pachamama, 
potencialmente puede ser útil en otros contextos culturales.

Panpachanakuy tiene rituales dependiendo 
de la gravedad del problema. 

En las sociedades occidentales 
existen innumerables tipos y grados de conflicto, 
desde lo personal, conyugal, familiar, 
social y gobiernos inclusive. 

El perdón andino parte de la base de quién lo propone, 
de quién tiene la iniciativa. 

Por lo cual, el primer sujeto a sanar es uno mismo, 
lo cual equivale decir: autosanación. 

El perdón andino es el arte de 
"perdonarse para perdonar”. 

Este primer acto de observación 
sienta el cimiento de la nueva arquitectura, 
a modo de reingeniería personal 
que permitirá reconstruir 
una nueva manera de vivir, 
sin resentimiento, 
sufrimiento o dolor. 

El perdón andino o panpachanakuy 
se basa en la puesta en escena 
de rituales ancestrales de sanación que parten 
desde la propia persona hacia el entorno externo.


Panpachanakuy utiliza el ritual ancestral 
como herramienta de curación. 

El ritual es un paradigma humano de uso milenario 
que moviliza la energía humana 
en alineación con la energía divina, 
esto permite armonizar con las fuerzas del cósmos 
a fin de enriquecer un estilo de vida más presente 
y conectado a la naturaleza esencial. 

El uso del ritual como herramienta hace que el perdón andino 
sea conocido como “perdón chamánico o sagrado”.

Panpachanakuy utiliza a la Pachamama 
como testigo de todos sus procesos, 
la Madre Tierra como miedadora 
de los procesos personales internos y externos. 

Ella interviene generosamente 
para reciclar las energías desplazadas a lo largo del tiempo 
y permite la mayor reciprocidad 
entre los oferentes del ritual. 


La pachamama es la última depositaria 
de las energías humanas pesantes (jucha), 
estas les sirven de alimento espiritual. 

La madre tierra devuelve a modo de trueque 
energías refinadas (sami), 
como recompensa 
al acto de desapego entre las partes.

En la tradición andina, panpachanakuy presenta pasos concretos 
que permiten dejar atrás años de resentimiento y dolor, 
se basa en acuerdos y compromisos 
que permiten paulatinamente ir superando niveles 
y círculos emocionales viciosos creados artificialmente.

El perdón andino consiste básicamente en superar tres niveles de autosanación:
  1. PERDÓN HACIA UNO MISMO
  2. PERDÓN HACIA LOS DEMAS
  3. PERDÓN HACIA LA MADRE TIERRA (Pachamamma)

Funcionalidad del perdón andino:
  • Se enfoca en la raiz del problema, desarticulando los mecanimos que originan dolor y malestar.
  • Emplea la ritualística de la tradición andina, a fin de cimentar los acuerdos que permiten reciclar las energías pesadas (jucha) en refinadas (sami).
  • Es un instrumento de desarrollo individual que promueve bienestar y armonia personal.
  • Mejora las relaciones interpersonales con el rompimiento de viejos paradigmas mentales.
  • Panpachanakuy ayuda a renovar los ciclos humanos con reciprocidad (ayni) y compromiso de gente buena y útil (allin runa).


Autor: Arnaldo Quispe

LEYES DEL UNIVERSO

¡Jay Ganesha!

¡Jay Ganesha!

Luces que indican el camino


Mandalas con música para relajación y meditación

Organización Sathya Sai Baba

Diseño Gráfico

Pueblos Originarios

Camino del Amor

ENTRADAS MÁS VISITADAS

OM SAI RAM

OM SAI RAM
Gracias por tu siembra, Maestro del Amor!

AYUDA AL PLANETA

AYUDA AL PLANETA
Conservación de la naturaleza

EGO vs ECO

EGO vs ECO
TODOS SOMOS UNO

Amigo es AM-ar estar cont-IGO

Amigo es AM-ar estar cont-IGO
Gracias Noemí !!!

Contenido tomado de la web

Todo lo contenido en esta pagina es parte del anima mundi que, cada uno individualmente alimentamos.
Mi gratitud a todos los autores,fotografos,creadores y blogs por sus creaciones,inspiraciones,sabiduria y amor.
Si alguien desea que sus publicaciones o creaciones sean retiradas, sólo tiene que comunicarlo y asi se hará.
Gracias Infinitas